;)

Have you ever wondered what life is about...?

domingo, 23 de septiembre de 2012

Nunca más...

Prometo...
·No volver a dejar que esto ocurra.
·No volver a estar detrás de alguien con quien obviamente no voy a poder estar nunca.
·No dejar que alguien controle mi vida y a quienes la viven conmigo.
·Hacer algo para arreglar mi presente.
·No volver a confiar en nadie que nunca me haya demostrado nada.
·No esperar nada de nadie, porque la gente siempre recompensa a los que no dudarían en prescindir de ellos. 
·No esforzarme jamás en hacerle entender nada a nadie, porque no sirve.
·Dejar que todo siga su curso y esperar que, a partir de mis actos, sucedan las consecuencias.
·No hablar de nadie a nadie, porque solo sirve para crearse películas sin fundamento y acabar estrellada contra el suelo. 
·No dejar escapar a los que de verdad me demuestran que se preocupan por mí y que valen la pena. Si no pasan por estos dos filtros es que no son para mí.
·Intentar ser más dura para que no me aplaste el peso del mundo.
Aún me quedan años de lucha antes de que todo recupere el orden natural que espero que se establezca... Ánimo, yo.

martes, 26 de junio de 2012

Esa sensación de que por mucho que corras, no vas a avanzar; de que por mucho que intentes enseñar la realidad nadie lo va a ver; de que por mucho que llores, nada va a mejorar; de que lo mejor que puedes hacer es callarte, pero a lo mejor deberías hablar. ¿Qué se supone que debería hacer ahora? ¿Callarme y dejar que seáis manipulados al antojo de una sola persona? ¿No hablar porque no os alejéis de mí impulsados por una mala comprensión de lo que en realidad pasa? ¿Guardar silencio porque no quiero problemas y porque en el fondo me da lástima esa persona? Quizá debería hacerlo. Pero ¿y si debiera hablarlo, sacarlo fuera de mí, intentar arreglar las cosas, tratar de haceros entender a todos lo que ocurre, que nadie lo ve y que tanto me frustra...? Parece que estuvierais todos ciegos, ajenos a lo que pasa, contentos con la vida distorsionada que se os ofrece solo porque a esa persona le conviene que sea así. Que os contentarais con ver solo lo superficial, la máscara que siempre se pone y que tan cuidada lleva para que en las grietas que asoman, porque sabe que yo no estoy engañada, no veáis lo que en realidad se esconde detrás. Una persona insegura que necesita que se la convenza de lo que esa persona misma trata de convencer a los demás sobre ella. Es un poco lioso, de acuerdo, pero visto en la práctica ¿tan difícil de ver es? Al principio pensé que sería cosa mía, que estaría obsesionada, que soy mala persona... Todo puede ser, no lo niego, pero ¿hasta ese punto? ¿En serio? No lo creo. Porque no soy la única... Y mientras sea así, mientras no sea la única que lo ve y lo comprende y a la que le roba el aire para respirar... Seguiré pensando en ello, hasta que algo me impulse a actuar y me quite el miedo a quedarme sola.

viernes, 17 de febrero de 2012

Hola de nuevo.

Hacía muchísimo tiempo que no escribía aquí. Según google chrome este sitio es potencialmente peligroso, lo cual es una ironía porque en realidad el mayor peligro que entraña es que los que me conocen descubran algo de mí que les haga alejarse... más aún de lo que yo les impulso. Me gusta escribir lo que no puedo gritar. 
Hace ya tiempo que vengo soportando cierta tensión, un tema que me pone nerviosa, de mal humor, triste, acomplejada, arrepentida, furiosa... De todo. Básicamente, un batiburrillo de energía negativa. Sé que no puede ser sano soportar eso todos los días, pero no puedo evitarlo. Simplemente no solo depende de mí, y creo que por mi parte ya no puedo hacer más. Y si la gente quiere algo solo tiene que pedirlo. Y si no lo quiere, ¿qué más da que lo tenga yo? Lo apreciaré igual que lo habría hecho mucha gente, e incluso más.
Ahora mismo no sé qué hacer contigo. ¿Me quieres? ¿Me odias? ¿Te caigo bien siquiera? Hasta ayer estaba segura de lo tercero. Ahora ya ni eso. ¿Es eso lo que conseguís? ¿Lo que pretendéis? Ya no sé qué hacer respecto a nada, no encajo en ningún esquema, nadie cuenta conmigo para un final feliz, y acabo sola o lamentándome de las injusticias del mundo. ¿No se puede ser feliz? Y si para que la gente sonría y se vea mejor y más querida aunque haga daño, y sigue haciendo lo que hace... Tengo que renunciar totalmente a mi dignidad, mi autoestima y mi felicidad... ¿No es un poco injusto? El mundo me pide demasiado, y no puedo más...

jueves, 8 de diciembre de 2011

15 días... cuenta atrás.

Sí, te quiero, y aunque no lo parezca eso significa algo. No sé si es mi impaciencia, mi inseguridad o mi cabezonería, pero algo me dice que no me correspondes, y si no lo haces no sé qué estoy haciendo... La gente me dice "Sí, te quiere! te va a pedir salir" y a veces hasta me lo creo. A veces... casi nunca, la verdad. Porque, días como hoy, me veo con todos mis defectos; me siento insoportable, lo fastidio todo. Incluso hablar contigo me pone mal, porque me da la impresión de que la fastidio en cada momento. No sé si me mantienes en tensión a propósito, aunque no creo que seas tan cruel. Solo te digo que te quedan 15 días para hacer algo. Si no... trataré de seguir adelante, es decir, intentaré olvidarte COMO SEA. Pero yo no quiero olvidarte... así que por favor, haz algo YA.

lunes, 3 de octubre de 2011

Feelings

Se acerca mi cumpleaños, todo adquiere ese clima brillante e ilusionado, como cuando eres pequeño. Sabes que  no hay ningún misterio en ello: tan solo ha pasado otro año... Pero sigue haciendo ilusión. No obstante, cuando esa ilusión se ve empañada por tus propias rayadas, puedes empezar a preocuparte. ¿Por qué de repente todo ha cambiado y siento esa rabia o esa cosa tan desagradable, que es comúnmente llamada impotencia? ¿Por qué no soy capaz de simplemente vivir a mi aire? Supongo que he pasado demasiado como para preocuparme de ciertas cosas, pero otras siguen haciendo mella en mí. Los cambios de humor me pillan siempre desprevenida,  haciéndome mostrar un lado de mí que normalmente oculto porque es lo que menos me gusta. Además, cuando pierdo el control y me dejo llevar, parece que intento llamar la atención y eso es precisamente de lo que procuro asquearme: de la gente que solo pretende llamar la atención cueste lo que cueste. Así que me odio, me quiero un poco más y vuelvo a odiarme, en una espiral continua y sin fin, que puede que acabe como en mi sueño anticipadamente llamado "profético" o puede que tenga un desenlace diferente. Pero ¿cómo voy a saberlo? Si estoy tan hecha un lío que no sé qué haré ni en los próximos diez minutos...

sábado, 24 de septiembre de 2011

Atención, aviso a la población

Crecer es asquerosamente difícil, tienes que preocuparte por muchísimas cosas que antes ignorabas, tu autoestima recibe golpes mortales a la menor oportunidad, si te quedas mirando cómo se meten contigo estás acabad@... Tienes que hacerte una coraza para que las críticas no te afecten; tienes que ser lógic@ y ver tus puntos fuertes y tus propios fallos... El problema es cuando ves un millón de fallos más que virtudes y no sabes cómo arreglarlo... Porque por mucho que lo intentas no puedes cambiar.
Así que en la medida que puedas, trata de madurar lo más despacio posible... Seguramente sea lo mejor.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Oemegé, oemegé!!!!! D:

Confusión en estado puro: ¿es lo que parece? ¿o no? El típico dilema con los pétalos de una margarita, solo que esta vez no funcionará. A medida que creces los caminos fáciles desaparecen... ¿Qué puedo hacer? Si ni siquiera yo sé lo que pasa... Si ya no estoy completamente segura de nada... :S Cuando no sabes dónde mirar, ¿dónde miras? Si no sabes a quién acudir, ¿a quién acudes? Si no puedes confiar ni en ti misma, ¿en quién confías? :S Me he perdido en el camino y no sé por dónde ir para volver a mi sitio...

sábado, 10 de septiembre de 2011

Líos

No sé por qué a veces la persona más fea del mundo se cree la más guapa, y viceversa. El gusto, como todo, es muy subjetivo. Puede que seas guap@, puede que no. Pero si hay más de dos personas que lo piensan, es que es así. Porque sí. 
Sí, seamos sinceros... No soy la chica más guapa que te puedas encontrar. Pero tampoco creo que sea taaaaaaan fea... Y sin embargo, depende del día, mi autoestima es subterránea o simplemente baja... 
Porque por más que intento pasar de lo que piensan los demás, no puedo dejar de pensar que si fuese relativamente guapa alguien me lo habría dicho, ¿no? Habría alguna evidencia, digo yo... Y por eso, solo por eso, cuando personas guapas, solo porque alguien les dice que no lo son, dejan de verse bien, me acuerdo de todo esto...
Y de que la adolescencia tiene una gran parte asquerosa referente a la autoestima, y que tal vez sí que necesite alguien que me diga de vez en cuando que me quiere tal como soy, una garantía... Algo.

lunes, 22 de agosto de 2011

Sí, vale... lo admito ;)

Sí, lo admito: echo de menos esa sensación. La de levantarte cada día y pensar en él; escribir su nombre en el vaho del espejo; recordar su cara; fantasear; sentir que lo único realmente importante es gustarle... Saber que si pasas más de un mes sin hablar con él o sin ver su cara, o sin escuchar su voz, podrías morir. Quedarte sin respiración al estar junto a él, y que tu corazón haga carreras con tu adrenalina...  No poder apartar tus ojos de él, e intentar disimular fracasando estrepitosamente... Intuir que todo lo que necesitas para continuar hacia delante es que haya una mínima posibilidad de que algún día se te acerque, te mire, sonría y diga «tengo que decirte algo: te quiero»... O lo que quiera que digan los chicos cuando se cumple un sueño de esos. Sí, lo admito. Echo de menos la sensación... Pero también sé que en cuanto cierre los ojos uno de estos días veré una sonrisa nueva asomando tras ellos; recordaré una risa distinta, un momento diferente, y querré a otro. Estoy segura... 

miércoles, 10 de agosto de 2011

No me lo tengáis en cuenta...

Cuando tengo mis "días malos", realmente son días malos... Días en los que todo me afecta el doble: un vacile, un error, una desilusión... Tengo los nervios a flor de piel y me encantaría desahogarme y romper cosas a mi alrededor, pero  me contengo. Me encantaría matar a alguien y matarme yo después, me vienen muchas cosas a la cabeza, me mareo y me deprimo... En esos días casi no me apetece estar con los demás, o me da la impresión de que todo va muy mal, de que soy asquerosamente aburrida, asquerosamente fea y asquerosamente pésima en todos los sentidos... Siento como si de mí salieran ondas de hostilidad aunque no quiera, eso me angustia y me pone peor. Es como una espiral continua en la que todo podría salir bien y algo acaba saliendo mal, y lo fastidia todo, y no hay salida, como si fuese un huracán que se llevase todo a su paso... 
No hay casi nada que consiga sacarme de esa espiral; taciturna, veo pasar el tiempo ante mis ojos sin apenas reaccionar: no tengo ganas de nada. Solo a veces vislumbro un rayo de luz y en ocasiones, pocas, la luz se abre camino entre las tinieblas y me despierta de mi letargo, y puedo volver a ser yo. Cuando no es lo suficientemente poderosa, sigo así hasta que discuto con alguien y me desahogo con mis lágrimas (aunque también eso puede ponerme peor) o hasta que de repente se me pasa. Normalmente suele ser lo último, pero  puede durarme días... Aunque siempre consigo abrirme camino y recuperarme...